¿Cómo puedo saber si mi hijo tiene un desarrollo adecuado?

Signos de alarma

Cuando somos padres, uno de los hechos que más ansiedad nos produce es, sin duda, si nuestros hijos se están desarrollando adecuadamente.

De hecho es muy común que nos llamen la atención otros niños en el parque de una edad similar a nuestro hijo, y nos hagamos preguntas del tipo ¿debería hablar a esta edad?, ¿debería andar solo?, ¿realiza lo esperado para su desarrollo?  Pero, ¿Cuál es la edad adecuada de inicio de dichas habilidades?

Debemos tener en cuenta que el desarrollo evolutivo de cada niño es un proceso muy individualizado, cada niño se desarrolla a su ritmo y eso no supone ningún problema. Aun así, podemos establecer algunas edades flexibles en las que deberían aparecer ciertos hitos, para poder saber si dicho crecimiento se realiza de forma adecuada.

Hablamos de signos de alarma, cuando el niño no muestra ciertas habilidades que debería haber adquirido o bien, cuando mantiene o aparecen conductas que no son propias para su edad de desarrollo.

Ver las imágenes de origen

¿Cuáles son estos signos de alarma en el desarrollo de mi bebé ?

Vamos a dividirlos en función de las grandes áreas del desarrollo

–  Signos de alarma en el área motora sería los siguientes:

  • Si a los 3 meses existe una falta de sostén cefálico.
  • Si a los 6 meses mantiene las manos cerradas y el pulgar hacia adentro.
  • Si a los 9 meses no se sienta solo, no coge objetos con ambas manos.
  • Si al año (12 meses) no se mantiene de pie con apoyo.
  • Si al año y medio (18 meses) no camina solo.

Además, si observamos un tono muscular anómalo (demasiado rígido o falta de fuerza), movimientos descoordinados o sacudidas, a cualquier edad.

– Signos de alarma en el área de lenguaje:

  • Si a los 6 meses no te devuelve la sonrisa cuando le miras (sonrisa social).
  • Si al año (12 meses) no realiza vocalizaciones y no balbucea.
  • Si al año y medio (18 meses) no señala objetos ni los muestra, no emite palabras con sentido.
  • Si a los 2 años (24 meses) no une dos palabras, no sigue órdenes sencillas. Pierde habilidades lingüísticas previamente adquiridas.
  • Si de los 3 años a los 4 años, aparece un lenguaje ininteligible, no construye frases o su lenguaje son frases repetitivas como un eco (lenguaje ecolálico).

En esta área, puede ocurrir que el niño no muestra lenguaje oral o lenguaje expresivo, sin embargo, compensa con el uso de signos o gestos, haciéndose entender. Es importante evaluar de forma más exhaustiva este desarrollo del lenguaje, teniendo en cuenta si muestra interés en la comunicación social y el desarrollo de la comprensión.

– Signos de alarma en el área cognitiva:

  • Si a los 3 meses no centra la mirada en los objetos o en las personas. Desvía mucho los ojos.
  • Si a los 6 meses no trata de coger objetos de su entorno más cercano o no reacciona ante ruidos fuertes. No alza los brazos para que lo cojan personas familiares.
  • Si a los 9 meses no parece reconocer a personas familiares (no extraña) o no sigue con la mirada donde le señala el adulto.
  • Si al año (12 meses) no busca objetos que ha visto esconder. No existe contacto ocular.
  • Si al año y medio (18 meses) pierde habilidades que tenía adquiridas. No parece reconocer la función de objetos cotidianos como el teléfono o el cepillo (juego funcional)
  • Si a los 2 años meses no imita, no reconoce partes del cuerpo. Presenta conductas muy exageradas o escasa reacción ante algunos estímulos (ruidos, texturas, temperatura).
  • S a los 3 años no muestra interés por sus iguales ni por otras personas o no aparecen juegos usando la imaginación (juego simbólico).

En lo que se refiere al desarrollo en el área social, es importante conocer que ya en la etapa infantil, el niño muestra gran interés por su entorno social. Desde el nacimiento prestan atención a las caras y son capaces de seguir la mirada de los adultos a muy corta edad.

Es necesario observar un correcto desarrollo en esta área, como por ejemplo si muestra interés por el contacto con sus iguales, los imita. Muestra objetos solo por compartir algo de su interés con otras personas.

Ver las imágenes de origen

Si bien, que aparezcan algunos de estos signos no implica que vaya algo mal en el desarrollo de nuestro hijo. Recordemos que el inicio de aparición de estos hitos evolutivos puede ser muy variable de unos niños a otros, cada uno tiene su propio ritmo.

No obstante, suponen signos de alerta que son necesarios que sean evaluados de forma más exhaustiva por un especialista (pediatra, neuropediatra, psicólogo infantil) y realizar un seguimiento más cercano de su desarrollo.

Ante la mínima duda, consúltanos. Un diagnóstico precoz es fundamental para lograr mayor éxito con los tratamientos.

Beatriz Rubia Herraiz: Psicóloga especialista en Atención Temprana.

Podemos ayudarte
1
¿Tienes una urgencia?
¿Tienes una urgencia?
Si tienes una urgencia, contacta con Tania. Si la urgencia es con tu bebé, escribe a Raquel. Estamos para ayudarte...