Cuándo acudir a urgencias en el posparto

El posparto es el periodo que sucede al embarazo y al parto de tu bebé, un momento lleno de grandes cambios, tanto físicos como emocionales que, como mujer que estás comenzando a relacionarte con la maternidad y a entender a tu bebé, te puede provocar incertidumbre y miedos.

Por ello es muy positivo que conozcas los cambios en tu cuerpo durante el postparto, los signos y síntomas que pueden aparecer, y distinguir cuándo es necesario que consultes con el profesional adecuado.

Vamos a comentar algunos de estos síntomas habituales, sobre todo en el posparto inmediato. Si alguno de ellos se agudiza, incrementa o varía de manera repentina, puede indicar un problema de la salud de la madre.

1. Sangrado en el posparto y cicatrices

Es normal que durante la cuarentena, que comprende las primeras seis semanas tras el parto de tu bebé, tengas un sangrado vaginal (loquios), similar o inferior a una menstruación, que suele durar en la mayoría de las mujeres entre 22 y 34 días (según la OMS) , alcanzando en algunas mujeres los cuarenta días.

También es muy habitual que este sangrado sea intermitente, en función de si te mueves más, si realizas esfuerzos, etc. y que poco a poco vaya siendo de un color menos intenso y evolucione a una secreción más amarillenta o blancuzca.

En cuanto a su olor, lo más probable es que sea algo más fuerte que una regla, y es frecuente tener ciertas molestias en la zona del útero. Probablemente sean entuertos. Los entuertos son contracciones uterinas fuertes cuyo objetivo es lograr la involución uterina, es decir, reducir su tamaño, hasta que el útero vuelva al previo al embarazo.

Esas contracciones ocurren en los primeros días de posparto y puede aliviarte el paracetamol o ibuprofeno (ambos compatibles con la lactancia). Suelen ser más molestos a partir de tu segundo bebé, con el primer bebé normalmente apenas se sienten.

Si te han dado puntos, ya sea por un parto vaginal o por una cesárea, debes realizar una buena higiene diaria con agua y jabón, intentar que la zona esté lo más seca posible y, si puedes, dejarla al aire. Es normal que te tiren o escuezan los puntos los primeros días, pero si tras la correcta cicatrización sigue molestándote, lo ideal es consultar con la matrona, ginecóloga o fisioterapeuta de suelo pélvico.

Señales de alarma:

· Hemorragia o sangrado vaginal muy abundante.

· Dolor intenso en la zona baja de la barriguita.

· Sangrado vaginal con mal olor, fétido.

· Fiebre mayor de 38ºC.

· Si tienes puntos, en relación con un parto o cesárea, que en esa zona aparezcan los siguientes signos: dolor intenso, inflamación, calor o secreción purulenta.

2. Cambios en las mamas

En el posparto, al comenzar la lactancia materna, podrían aparecer ciertas dificultades que te vendrá bien conocer y así saber cuándo debes consultar a la matrona experta, asesora de lactancia o IBCLC.

Lo primero, me gustaría tranquilizarte comentándote que, aunque la subida de la leche no es inmediata tras el parto si no que suele ocurrir en las siguientes 72 horas, tu bebé podrá alimentarse del calostro desde el principio, calostro que muchas veces aparece incluso antes de dar a luz.

Dicho lo cual, la lactancia debe ser a demanda del bebé. Es normal notar leves molestias en el pecho los primeros días justo en el momento del enganche del bebé. Piensa que es un proceso de adaptación para ambos, nuestro bebé va a pasar mucho tiempo enganchado en nuestra mama y eso puede ser un poco incómodo al principio. Pero tiene que ser tolerable y ha de desaparecer en esos primeros días y evolucionar a cero dolor.

La lactancia no tiene que doler.

Señales de alarma:

· Grietas o heridas en el pezón.

· Dolor en el pecho, cuando el niño está mamando o cuando no está enganchado.

· Mama o zonas de la mama inflamadas, calientes, muy duras o enrojecidas.

· Fiebre mayor de 38ºC.

3. Oscilación del estado anímico

Tras el parto estamos en una montaña rusa de hormonas. Pasarás por momentos de gran felicidad y emoción ante la llegada de tu bebé, pero también momentos llenos de incertidumbre y miedos. Todo ello entra dentro de lo que podemos esperar en el posparto y en la crianza .

Pero si notas algunas de las siguientes señales de alarma es fundamental que consultes a un experto (matrona, psicóloga perinatal, psiquiatra) porque puedes estar ante una depresión posparto o cuadros más graves que pueden afectar de forma importante tanto a ti como a tu bebé.

Señales de alarma:

· No tienes ganas de hacer nada o de estar con el bebé.

· Te sientes con una profunda tristeza.

· Tienes miedo de hacerte daño o hacerle daño al bebé.

4. Otros cambios que podrías notar en tu cuerpo

En el posparto, vas a notar múltiples cambios en el cuerpo y debes vigilar los siguientes aspectos.

Señales de alarma generales:

· Gran hinchazón o edema en todo el cuerpo.

· Incontinencia de orina, fecal o gases.

· Molestias o dolor al orinar. Sangre en la orina.

· Hemorroides dolorosas o sangrantes.

· Desajustes de la temperatura corporal (escalofríos intensos).

· Diarrea o vómitos mantenidos.

Ante cualquier duda, síntoma alarmante o necesidad que tengas, siempre conviene consultar al sanitario pertinente para resolverlo.

Recuerda que nosotras estamos para ti, para ayudarte y ofrecer toda la información necesaria para cuidar de tu salud y la de tu bebé.

Elena Fernández: matrona y asesora de lactancia.

Podemos ayudarte
1
¿Tienes una urgencia?
¿Tienes una urgencia?
Si tienes una urgencia, contacta con Tania. Si la urgencia es con tu bebé, escribe a Raquel. Estamos para ayudarte...