Preguntas frecuentes

Una de las facilidades que te ofrece MATERNIDAD 360 es que no tienes que ir a ningún sitio si no que nos desplazamos nosotras a tu casa, a tu lugar de confort y seguridad. 

A veces, esto puede variar. Te lo explico con varios ejemplos:

En ocasiones, para una recuperación completa tras el parto, puede estar muy indicado el uso de algún dispositivo o aparato que no podemos trasladar al domicilio. En este caso, no te preocupes, te daremos toda la información necesaria para poder completar tu tratamiento. Podrás seguir el tratamiento con Tania (fisioterapeuta de MATERNIDAD 360) en alguno de los centros donde colabora. Pero si por cualquier motivo deseas acudir a otro centro de fisioterapia, ella se compromete a contactar con el fisio que escojas para explicarle tu caso y evolución hasta el momento.

En el caso de otros servicios que contrates, como psicología perinatal o nutrición, puede que prefieras pactar algunas sesiones con ellas online, lo dejamos a tu elección.

Y, por supuesto, todo el equipo de MATERNIDAD 360 estaremos disponibles por tlf o Whatsapp para acompañaros en esta etapa y resolver vuestras dudas lo antes posible.

Por ahora, sólo ofrecemos nuestros servicios en Madrid.

No disponemos de bonos como tal, pero si os ofrecemos distintos packs más económicos que incluyen varias sesiones con la misma profesional o con distintas profesionales del equipo. Estos packs no tienen caducidad, puedes usarlos cuando quieras o regalarlos a quién decidas.

La valoración de la musculatura del suelo pélvico y del estado del resto de músculos que pueden verse alterados por el embarazo y parto, le corresponde al fisioterapeuta especialista en este campo.  

Esto es complementario a las revisiones llevadas a cabo por matrona y/o ginecólogos. 

Normalmente entre la sexta y octava semana tras el parto. Pero depende de cada caso. Cuando contactes con nosotras, acordaremos en qué momento podría ser conveniente. 

El masaje perineal no es imprescindible para tener un buen parto, aunque en algún caso puede ser de gran ayuda.  

Por mi experiencia, y si no hay contraindicación médica, entre la semana 30 y 32 es un buen momento para empezar. 

Es una pregunta muy frecuente. En la mayor parte de los casos suele ser la madre la que demanda el servicio.  

No obstante, la psicología perinatal no solo trabaja con la madre, si no que se encarga del cuidado emocional de toda la estructura familiar. 

En muchas ocasiones, son los papás los que solicitan también este apoyo, para poder enfrentarse a algunos miedos o dudas que se pueden presentar en estas etapas. 

Por otro lado, se dan situaciones de cambio en la estructura de pareja. Situaciones que podemos trabajar mano a mano con los dos y que es de gran ayuda para el bienestar de toda la familia.  

Cualquier momento es bueno para empezar, sobre todo si ya has notado que algo te inquieta o te produce cierta ansiedad. Ya sea cuando estés planificando un posible embarazo, durante el mismo embarazo o después.  

La psicología perinatal no solo está orientada a la intervención cuando existe un problema, sino que está dirigida a la prevención y a dotarnos de ese apoyo, serenidad y seguridad que como mamá/papá necesitamos en este período vital tan importante.  

Entendemos que en todo este proceso puede haber momentos muy delicados.  Queremos estar  a vuestro lado siempre que lo solicitéis, ya en sea en vuestra casa, online o por teléfono. 

Lo ideal es que la matrona te vea entre las 48/72h tras la salida del hospital (unos cinco días tras el parto). Después las revisiones varían en función de las necesidades de la mamá y/o bebé, pero lo ideal es realizar al menos una revisión  en la cuarentena para chequear que tanto madre como hijo están bien. 

Desde el inicio del embarazo puedes hacerte un seguimiento con la matrona para complementar tus pruebas médicas y sobre todo para resolver dudas que puedan surgirte o surgiros a la familia.  

A partir de la semana 28/30 de gestación está súper indicado contactar con la matrona para adentrarse con información contrastada y seguridad en el mundo de la educación maternal- paternal. 

Desde el inicio del embarazo puedes hacerte un seguimiento con la matrona para complementar tus pruebas médicas y sobre todo para resolver dudas que puedan surgirte o surgiros a la familia.  

A partir de la semana 28/30 de gestación está súper indicado contactar con la matrona para adentrarse con información contrastada y seguridad en el mundo de la educación maternal- paternal. 

Es buena idea informarte previamente de las ventajas e inconvenientes de cada forma de alimentar a tu bebé para que decidas cuál se adecúa a tu forma de vida y poder prepararte. 

¡Sí! De hecho, en cualquier momento de la vida se puede aprender y mejorar el estilo de alimentación. Máxime si es un bebé o niño/a ya que se encuentran en el mejor momento para interiorizar hábitos saludables. 

¡Por supuesto! Uno de los secretos de la alimentación infantil es ¡que no existe! Quiero decir que debería ser igual a la de los adultos excepto de los 6-12 meses donde tienen requerimientos especiales y algunos alimentos no recomendados. A partir de los 24 meses deberían comer como el resto de la familia. Por ello, si enseñas a tu peque a comer de forma saludable estaréis aprendiendo todos. 

El tratamiento de fisioterapia NO duele. Algunas maniobras pueden ser incómodas, pero nunca se trabaja produciendo dolor. Aun así, tu bebé puede llorar durante la sesión porque extrañe a la persona que le está tocando, porque no quiere que le desvistan o le cojan en ese momento o porque no quiera realizar alguno de los ejercicios que se le pide a través de juegos. 

En cualquier caso, siempre trabajamos desde el respeto y dentro de la tolerancia de tu bebé, teniendo en cuenta sus reacciones y la aprobación de los padres a lo largo de toda la sesión. 

Desde que nace. No hay edad mínima para solicitar una consulta de fisio pediátrica. De hecho, en algunos países el recién nacido es valorado por un fisioterapeuta en el mismo hospital. 

Todo dependerá de las necesidades que tenga tu bebé. Por ejemplo, si crees que padece cólico de gases, será dentro de los primeros meses de vida cuando convenga verle. Si notas que últimamente le cuesta respirar o comer y parecen mocos, puede ser de gran ayuda la fisioterapia. O si has notado algo raro en su manera de moverse, en la forma de su cabecita, algo que te extraña comparando con otros niños de su edad, o simplemente si queréis que le hagamos una revisión fisioterapéutica general para estar más tranquilos, no dudéis en contactarnos. La prevención o detección precoz de un problema de salud es importantísima siempre, pero en los niños puede marcar grandes diferencias en su desarrollo. 

¿Tienes alguna otra duda?

Podemos ayudarte
1
¿Tienes una urgencia?
¿Tienes una urgencia?
Si tienes una urgencia, contacta con Tania. Si la urgencia es con tu bebé, escribe a Raquel. Estamos para ayudarte...