Semana Mundial de la lactancia materna 2022

Como cada año, del 1 al 7 de agosto se celebra la semana mundial de la lactancia materna en más de 170 países. Este año, el protagonismo recae en buscar soluciones al desastre que ha supuesto la pandemia también para la lactancia materna y en mejorar aquello que ha quedado en evidencia ante la situación mundial que hemos y seguimos atravesando.

¿Cuál es el origen de la semana mundial de la lactancia?

Fue en 1992 cuando la OMS/UNICEF hicieron oficial esta fecha, coincidiendo con el aniversario de la Declaración de Inncocenti, que fue realizada por altos cargos de estas dos organizaciones en agosto de 1990 con el fin de proteger, promover y respaldar la lactancia materna, siendo el movimiento social más extendido en su defensa.

Durante estos siete días se realizan actividades dedicadas a fomentar la lactancia materna, y se lee un manifiesto elaborado por la Alianza Mundial Pro Lactancia Materna-World Alliance for Breastfeeding Action (WABA), el organizador del evento cada año. 

En Europa y por tanto en España, al coincidir con el periodo vacacional por excelencia, se traslada la celebración al mes de octubre. Se eligió esta fecha de manera simbólica ya que, si un embarazo empezase el 1 de enero, la fecha probable de parto y el comienzo de la lactancia serían en la semana 41 del año, en octubre. Así que dentro de unos meses volveremos a celebrar esta iniciativa y os escribiremos de nuevo aquí para sumarnos a la causa.

Beneficios de la lactancia materna

Seguro que muchas de las que estáis leyendo este post conocéis los beneficios de la lactancia materna, y es posible que a muchas otras aún os genera dudas. Y es que, gracias a la lactancia materna a demanda, además de asegurarnos de que nuestro bebé está bien alimentado e hidratado, le ayudamos en la formación de su microbiota y desarrollo de un sistema inmune fuerte, puesto que la leche materna contiene inmunoglobulinas, lactoferrina, etc., para luchar contra enfermedades a corto plazo (diarreas, neumonías, otitis…) y a largo plazo (obesidad, diabetes…). Por otro lado, diversos estudios clínicos afirman que los ácidos grasos de la leche materna favorecen el buen desarrollo visual y cognitivo del peque. Y por supuesto, no podemos olvidar lo que supone emocionalmente para esa diada madre-bebé.

No sólo es positivo para el bebé, también es saludable a nivel físico para la madre: además de ayudarla en su recuperación postparto, se han confirmado sus efectos positivos en la prevención del cáncer de mama y ovario. Además, el coste económico para la familia es cero y, por otro lado, a gran escala, la lactancia materna también conlleva un enorme beneficio medioambiental al generar menos residuos al medio ambiente, algo muy necesario dada la emergencia climática que vivimos.

Por todo ello, la OMS/UNICEF recomienda el inicio temprano de la lactancia materna. Lo ideal sería comenzar desde la primera hora de vida del bebé hasta los seis meses. Y, a partir de ese momento, introducir la alimentación complementaria manteniendo la lactancia materna hasta los dos años de vida del bebé o hasta que la mamá y el bebé quieran.

Un dato a resaltar: UNICEF calcula que la lactancia materna exclusiva hasta la edad de seis meses puede evitar anualmente la muerte de 1,3 millones de niños y niñas menores de cinco años. Desde luego es una razón de peso para promoverlo, ¿verdad?

COVID19 y lactancia materna

Estos últimos años, la pandemia de COVID19 ha repercutido drásticamente en la salud y la nutrición a nivel mundial, influyendo en la lactancia materna tanto en países enriquecidos como en aquellos con pocos recursos.

No olvidemos que la lactancia que juega un papel fundamental en la gestión de la doble carga de la malnutrición: proporciona seguridad alimentaria y ayuda a reducir la desigualdad.

La capacidad limitada para proteger, promover y apoyar la lactancia materna se ha acusado más en esta situación excepcional que hemos vivido. A pesar de que ya se sabe que sí se puede amamantar estando infectada por el virus y que incluso podemos pasarle anticuerpos beneficiosos al bebé para protegerle del COVID, el deterioro en el plan de apoyo a la lactancia tanto dentro como fuera del sistema de salud pública, ha sido grande. Provocando un incremento de las desigualdades no solo entre países, sino también dentro de un mismo país, como resalta la WABA.

Por un lado, la incertidumbre inicial sobre si una madre con COVID podía o no amamantar a su bebé ha provocado el abandono de la lactancia en muchos casos. Por otro, la deshumanización que se ha vivido en muchos embarazos, partos y postpartos, privando a la madre de la compañía de su red de apoyo familiar durante todas las etapas, ha sido absolutamente descorazonadora. Éramos nosotras solas con nuestra mascarilla y manos recién lavadas, intentando cuidar a nuestro bebé lo mejor posible, aislándonos de un mundo que moría ahogado, y enfrentándonos a todas las dudas y más miedos todavía, pero con mucha menos ayuda de la que esperábamos antes del virus. La pandemia ha marcado las lactancias y “no lactancias” de muchas mujeres y sus bebés y la gestión de todo esto a nivel internacional ha dejado bastante que desear y hay muchas lecciones aprendidas para no volver a cometer los mismos errores.

Por todo esto, la Semana Mundial de la Lactancia Materna 2022, SMLM 2022, se centra en fortalecer la capacidad de todos los organismos, personas, sistemas públicos, etc. en cuyas manos está la responsabilidad de proteger, promover y apoyar la lactancia materna en los diferentes ámbitos de la sociedad (familiar, laboral, etc.).

La propuesta para este 2022 es fortalecer a este conjunto de organismos en una campaña llamada “Warm chain” o “cadena de apoyo” por medio de la educación y de la transformación de los sistemas actuales, que permita garantizar que los servicios de salud, comunidades y lugares de trabajo amigos de la lactancia materna estén apoyados por políticas nacionales basadas en la evidencia.

“Los gobiernos, sistemas de salud, lugares de trabajo y comunidades deben estar informados, educados y empoderados para fortalecer sus capacidades de proporcionar y sostener entornos amigables con la lactancia materna para las familias en el mundo postpandemia”

(Alianza Mundial Pro Lactancia Materna – World Alliance for Breastfeeding Action, 2022)

Objetivos SMLM 2022

Atendiendo a esto último, a continuación, podéis leer lo que se propone este año:

Informar: a las personas de su papel en el fortalecimiento de la cadena efectiva como apoyo a la lactancia materna.

Interactuar: con personas y organizaciones de toda la cadena efectiva de apoyo a la lactancia materna.

Establecer: la lactancia materna como parte de una buena nutrición, seguridad alimentaria y reducción de las desigualdades.

Incidir: a la acción para fortalecer la capacidad de los actores y los sistemas para un cambio transformado.

Al mismo tiempo, la WABA también ha publicado 8 sugerencias para todos los profesionales que podemos influir directamente en mejorar esta situación:

  1. Incluye la lactancia materna al evaluar el estado nutricional, especialmente en las crisis humanitarias.
  2. Aborda los obstáculos frente a la lactancia materna óptima a través del cambio de comportamiento y comunicaciones.
  3. Incorpora el tema de la lactancia materna en la formación.
  4. Asegúrate de que se utilicen indicadores estándar de lactancia materna en las encuestas e investigaciones.
  5. Aboga por la inclusión de la lactancia materna óptima en políticas y programas relacionados con la salud pública y la nutrición.
  6. Empodera a las madres con estrategias que les permitan combinar la lactancia materna y el trabajo.
  7. Trabaja coordinadamente para garantizar un cuidado continuo para la diada madre-bebé.
  8. No aceptes obsequios, muestras, patrocinios o exhibiciones de fórmula infantil, biberones o tetinas de las empresas.

Seguro que estos consejos y otras aportaciones y eventos que se sucedan esta semana darán visibilidad a la importancia de la lactancia materna y dejarán un montón de buenas ideas para cumplir esos objetivos. Después, estará en la responsabilidad de todos los que podemos ayudar, aplicarlas para que ninguna madre-bebé nos veamos privadas de poder disfrutar de nuestra lactancia, si así lo deseamos.

Queda mucho por hacer, sin duda. Pero creo que todas las personas que trabajamos por mejorar esta situación, coincidimos en que divulgar una información de calidad y veraz sobre la lactancia y acompañar a las madres durante esta etapa, con empatía, conocimiento y desde la experiencia, es clave para conseguir que muchas lactancias salgan adelante. Al menos así pensamos en Maternidad 360.

Enlaces y documentos interesantes

Os dejamos aquí el enlace a un pdf con los puntos a tratar por la WABA en esta Semana Mundial de la Lactancia Materna 2022.

https://www.google.com/url?sa=t&source=web&rct=j&url=https://worldbreastfeedingweek.org/2022/wp-content/uploads/2022/07/WBW2022-Presentation-Spanish.pdf&ved=2ahUKEwjZg437mKb5AhWWP-wKHQsSA6EQFnoECAsQAQ&usg=AOvVaw2THWKS1Vz1VfvY-jQSUGp3

Elena Fernández: matrona y asesora de lactancia.

Tania Martín del Hierro: Fisioterapeuta especializada en suelo pélvico. Asesora de lactancia.

Podemos ayudarte
1
¿Tienes una urgencia?
¿Tienes una urgencia?
Si tienes una urgencia, contacta con Tania. Si la urgencia es con tu bebé, escribe a Raquel. Estamos para ayudarte...