¿Te entra agua o aire en la vagina?

Llegó el verano y, con él, el calor y los días de piscina, río, pantano o playa. A muchas de nosotras nos encanta refrescarnos en el agua, practicar deportes acuáticos, compartir momentos de juegos con nuestros peques en remojo, o relajarnos con un bañito en estos días de tanto sol.

Quizá, tras salir de darte ese baño hayas notado que mientras caminas va saliendo agua de tu vagina. Tal vez tengas la sensación de que cuando estás nadando te entra algo de agua o incluso estés incómoda en la arena porque lleves un tiempo notando que al sentarte en determinadas posturas tu vagina está algo abierta y temas que pueda entrar arena.

Por otro lado, puede que ya hubieras notado que también te entraba aire en la vagina en distintas situaciones produciéndose después lo que coloquialmente se llaman “pedos vaginales” o “queefing”.

No debería ocurrir…

La vagina es un conducto muscular, elástico y cerrado. Puede ser más ovalada o cilíndrica, de distintos tamaños y tonalidades, pero no es una cavidad abierta al exterior. No debería poder entrar nada en ella salvo que lo introduzcamos nosotras.

Pero, como ya he comentado antes, puede suceder que notemos que se mete agua, aire, arena, etc. Si te ocurre esto, puede que tengas demasiado débil la musculatura del suelo pélvico, que no haya una buena gestión de la presión abdomino-perineal o que tu entrada vaginal (o “introito”) esté más abierto de lo deseado. Es probable que esto lo hayas empezado a notar tras tener algún parto vaginal, aunque no siempre es causa-efecto y puede haber otro desencadenante distinto que no esté implicado con ser mamá. En cualquier caso, si notas algo parecido, lo ideal es valorarlo y tratarlo con fisioterapia especializada en suelo pélvico.

Puede acarrear problemas ginecológicos y urológicos

En la vagina conviven diferentes bacterias que componen la flora bacteriana vaginal o microbiota vaginal (Lactobacillus crispatus, L. jensenii y L. gasseri principalmente).

Una de sus funciones principales es evitar que proliferen organismos patógenos susceptibles de producir infecciones vaginales, de orina, hongos, etc.  Estas bacterias “amigas” son anaerobias por lo que la entrada de aire en la vagina no les beneficia nada. Además, necesitan un pH determinado y otras condiciones que se dan en la mucosa vaginal per se y que pueden verse alteradas con la entrada habitual de agua.

Por otro lado, el tener una vagina más abierta también deja la uretra más expuesta y eso puede ser una vía de entrada fácil de gérmenes a la vejiga. Por último, aunque no menos importante, muchas mujeres notan que esto también influye en la calidad de sus relaciones sexuales.

¿Qué se puede hacer para mejorarlo?

Antes de empezar a comprar bolas chinas, hacer Kegel a todas horas o plantearte una reconstrucción vaginal, mi consejo es que pidas ayuda a una fisio de suelo pélvico.

Desde la fisioterapia especializada podemos ayudarte con distintas herramientas: aparatología, técnicas específicas, ejercicios personalizados, pautas y cambios en tu vida cotidiana. Todo ello ajustado a tu caso concreto tras realizarte una valoración precisa. Ni todas tenemos el mismo problema, ni nos recuperamos a la misma velocidad o con las mismas pautas. Por eso es imprescindible un plan hecho a tu medida.

Sí me gustaría comentar que trabajar el tono del suelo pélvico, mejorar la sinergia abdominoperineal y la postura general,  el uso de los vibradores (por fuera y dentro de la vagina), y tener orgasmos son pautas fundamentales para ayudar al cierre vaginal.

¿Los pedos vaginales durante las relaciones sexuales indican debilidad del suelo pélvico?

Los pedos vaginales o “queefing” son unos ruidos muy parecidos a las flatulencias, sin olor alguno, que se producen cuando entra aire en la vagina. Lo habitual es que sucedan durante las relaciones sexuales ya que puede entrar aire al introducir juguetes en la vagina o durante la penetración (sobre todo en algunas posturas como “el perrito”).  No tiene por qué indicar problema alguno en nuestro suelo pélvico salvo que sea algo constante y además suceda también en otros contextos. 

Tania Martín: fisioterapeuta especializada en suelo pélvico.

Podemos ayudarte
1
¿Tienes una urgencia?
¿Tienes una urgencia?
Si tienes una urgencia, contacta con Tania. Si la urgencia es con tu bebé, escribe a Raquel. Estamos para ayudarte...